¿Es para mí la gemoterapia?

Es común que algunas personas no sientan la terapia igual que otras. Conozco gente que no reacciona a la kinesiología y a mí me ayuda de forma contundente, por ejemplo: tras una sesión para tratar el acné me desapareció en 2 días, con los ejercicios y la sesión. Hay gente que tiene verdaderas sensaciones físicas en la sesión, como si se hiciera más alto, o nota sus lado femenino crecer, porque esa era la intención de la terapia, equilibrar esto. Hay gente que ve a sus guías y hay quien me ha dicho que después de quitarle las piedras veía los objetos más nítidos y coloridos.

Por otro lado hay personas que después de la sesión se quedan igual, dicen que no han sentido nada, aunque con mi péndulo les demuestre que sus Chakras ahora funcionan bien y antes no. Así que yo regalo la primera terapia, para que cada cual juzgue por sí mismo. Normalmente, las personas sensitivas viven más la sesión.

Con respecto a la edad del paciente, la Gemoterapia no está contraindicada en niños, de hecho les encanta trabajar con piedras, dicen que son tesoros y no las suelen tocar sin permiso. Son más receptivos que un adulto y mucho más intuitivos. Aunque los Chakras se desarrollan de 7 en 7 años, me explico: de 0 a 7 años es primer Chakras, de 7 a 14 el segundo… Así pues, podemos encontrarnos un adolescente de 13 años con el Chakras svadisthana (segundo, sexual) disparado. Esto no significa que no puedan recibir Gemoterapia, solo que debemos tener en cuenta estas cosas.

120

Y ¿qué dolencias se tratan?

En principio todo es tratable con cualquier terapia, solo que es más recomendable aplicarla a las dolencias de tipo psíquico y psicológico, ya que es una zona a la que la medicina tradicional no puede acceder de forma directa (excepto los psicólogos y psiquiatras). Por ejemplo, poniendo el caso de la bulimia, un doctor internaría al paciente, le daría antidepresivos, le mandaría al psicólogo… la Gemoterapia encontraría los Chakras  que no funcionan bien, buscaría los pensamientos y emociones que han creado esta enfermedad y trataría de cambiar el esquema de la persona. Recuerdo que siempre tiene que haber un diálogo con el paciente y por supuesto, que éste quiera curarse. A veces no somos conscientes, pero no siempre queremos curarnos de algo, simplemente no somos capaces de aprender de ello o no es el momento.
Se puede tratar cualquier cosa, desde un constipado hasta temas más espirituales del tipo “quiero encontrar mi camino en la vida”. A veces podemos hasta encontrar pacientes que simplemente acuden a la terapia sin ningún objetivo en particular pero después les van saliendo cosas que quieren tratar (problema de piernas cansadas, mala circulación, etc.). Y por último, añadir que estamos en continuo aprendizaje y curar una enfermedad no va a hacer que acaben los problemas, seguramente encontremos más piedras en el camino, que se nos ponen para aprender la siguiente lección. La Gemoterapia puede ayudarte a estar más saludable, receptivo y equilibrado, pero es algo que debes buscar también en ti mismo, como dice Doreen Valiente:

“…a menos que sepas el Misterio: si aquello que buscas no lo encuentras dentro de ti, no lo encontrarás afuera. Porque he estado dentro de ti desde el principio, y me encontrarás al fin del deseo.”

Si tienes cualquier duda nos puede Contactar

Comentarios

Comentarios