Tratamiento de depresión con Biomagnetismo

Biomagnetismo “una alternativa en la recuperación de la salud en el trastorno de la depresión crónica”.

¿Quiere dejar atrás el velo de tristeza… o aquella insatisfacción crónica de la vida? ¿Quiere disfrutar y fluir como no lo recuerda ni en su más lejana infancia? De paso, ¿quiere dejar atrás los antidepresivos y ansiolíticos…?

Cambiar los viejos patrones de depresión y darle la bienvenida a un ánimo estable, sereno, alegre y satisfecho con intención e imanes.

Con una impresionante reducción de signos depresivos y del reestablecimiento del funcionamiento Psicosocial, Psicoemocional y mental a través de un tratamiento multimodal de bioenergética y biomagnetismo.

Pacientes afectados por desordenes afectivos ciertos “pares psicoemocionales” asociados a emociones “negativas” como tristeza, miedo, culpa, resentimiento, envidia, etc. Y que, luego de la intervención del biomagnetismo, la fatigabilidad, la angustia, la ansiedad, la culpa, la baja autoestima, el miedo, las alteraciones del ritmo (sueño y apetito), o pérdida de interés o placer y en general la depresión, cedían con extraordinaria rapidez.

Con la regulación de glándulas encargada de secretar las hormonas más estratégicas del organismo. Quitando las polaridades disarmónicas de enlentecimiento, pena, baja carga energética, nerviosismo, ansiedad, preocupación, pesimismo, etc. Y de la liberación de las emociones que te llevaron a la Depresión Crónica.

El gran número de personas afectadas por esta enfermedad crece en nuestros días de forma alarmante. Pero no sólo afecta a los adultos: la población infantil y adolescente también es víctima. “Es la triste epidemia de estos tiempos”.

Cuando la causa de la proliferación de la depresión se halla más allá de la biología y aloja en un paradigma psicosocial patogénico destacando “el individualismo, la competitividad, la frustración, sentimiento de fracaso, sensación de ineficacia, estilo de vida y excesivas cargas laborales que ocasionan desequilibrios”.

Algunos de los trastornos de la depresión:

– Estado de ánimo triste, disfórico o irritable durante la mayor parte del día y durante la mayor parte de los días.

– Marcada disminución del interés o del placer en todas, o casi todas, las actividades durante la mayor parte del día, casi todos los días.

– Pérdida significativa de peso sin estar a dieta o aumento significativo, o disminución o aumento del apetito casi todos los días.

– Insomnio (es decir, dificultades para descansar, ya sea porque se duerme menos de lo que se acostumbraba o porque se duerme más)

– Agitación o retraso psicomotores casi todos los días.

– Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.

– Sentimiento recurrente de desánimo o desesperanza

– Baja autoestima. Sentimientos de desvalorización o de culpa excesiva o inapropiada (que pueden ser delirantes) casi todos los días (no simplemente autorreproches o culpa por estar enfermo).

– Pérdida de la capacidad de concentración. Menor capacidad de pensar o concentrarse, o indecisión casi todos los días (indicada por el relato subjetivo o por observación de otros).

El cuadro depresivo presenta malestar clínicamente significativo o deterioro del funcionamiento social, laboral o en otras esferas importantes de nuestras vidas.

Hay situaciones en las que aparecen algunos síntomas depresivos, pero no son suficientes para el diagnóstico de alguno de los trastornos previos. Esta situación puede darse cuando existe un solapamiento de síntomas depresivos con un trastorno por ansiedad (síndrome ansioso-depresivo), o en cuadros de trastorno depresivo post-psicótico.

Si deseas recibir noticias como estas en tu bandeja de correo, suscribete acá abajo con tu correo:

 

Pablina Ferrada
Terapeuta Biomagnetismo, Reiki, Gemoterapia y Desintoxicación Ionica.
Email                 : 
pablina.ferrada@equilibriovital.cl
Teléfono Móvil +56 9 95977631

Comentarios

Comentarios